Días previos al desfile del Primero de Mayo, los opositores cubanos se habían quejado de un recrudecimiento de la represión y hostigamiento a la disidencia en la Isla.

Con nuestros propios ojos, a través de este vídeo de CubaNet, podemos ver cómo arrestaron el domingo pasado a Agustín Figueroa Galindo, líder del Movimiento por la Libertad de Cuba.

¡Viva el pueblo de Cuba!, gritaba el opositor con un cartel que apenas alcanza a leerse, cuando los policías lo metieron a la fuerza en una patrulla, despojándolo de la pancarta.


Al fondo una mujer, desde una casa gritaba son unos “abusadores”, “no defienden los derechos humanos”; “los derechos del pueblo ustedes no los saben defender”.

El mismo 1 de mayo fue liberado después de haber sido detenido en la unidad policial de La Lisa, según testimonió Figueroa, en el mismo audiovisual.

Según contó estuvieron él y otros opositores detenidos durante 50 horas.

Figueroa denuncia que el 1 de mayo es un día que el pueblo cubano no festeja, y que las personas van a desfilar por miedo a perder sus empleos; sin embargo explica que si los hubiesen dejado llegar a la Plaza de la Revolución el Primero de Mayo, el mundo hubiese visto otra cosa, porque dentro del mismo pueblo hay muchas personas disgustadas.

(Con información de CubaNet)