Ángel Puentes, de 46 años, nacido en Cuba y residente en Miami, fue arrestado por la policía acusado de intentar quemar viva a su pareja.


Según el reporte policial, la víctima salió de la casa el Día de Navidad para entregarle a Puentes su teléfono celular cuando descubrió que el hombre sacaba de su vehículo un contenedor lleno de un galón de gasolina. Puentes comenzó a regarle gasolina a su pareja y esta salió corriendo tratando de escapar.

Cuando la policía acudió a la vivienda, Puentes ya había huido del lugar y no se supo nada de él hasta que fue localizado y arrestado el miércoles pasado.

Al momento del incidente, Puentes y la víctima tenían una relación de cuatro años y un hijo en común.

El acusado tiene un largo historial criminal, en 1999, fue detenido tres veces por cargos de asalto y agresión. Ha sido acusado por conducta desordenada y holgazanear en el 2006, tres cargos de asalto en el 2007, robo de gran cuantía en el 2009, desorden público estando borracho en el 2011, y resistir a un oficial con violencia en marzo de 2017.