Juan Carlos Pardo, cubano residente en Hialeah, fue acusado de asalto sexual en la corte federal de Miami Dade después de que llevara a su novia a un motel en Hialeah para golpearla y violarla.

El acusado obligo a su pareja a tener relaciones con él, la amenazó que si no lo hacía no volvería a ver el sol.

La víctima estuvo de acuerdo con visitar un hotel en Hialeah, pero no pensó que todo iba a ser una situación violenta.

Pardo tiene récord criminal por un caso de robo en mayor cuantía.