Un cubano saco una bandera de Estados Unidos durante el desfile del primero de mayo en Cuba en forma de protesta y fue arrestado por las autoridades.

Reporteros de CNN que se encontraban en La Habana compartieron la imagen inmediatamente.

Los agentes de la seguridad del estado lo sacaron fuera de la marcha y lo rodearon entre varios.

El opositor burlo la seguridad y se colocó delante de la marcha enfrente de Raúl Castro y los líderes del gobierno en Cuba.