Pixabay

Un ciudadano cubano fue arrestado en Battipaglia, Italia acusado de asesinar gatos y perros por motivos religiosos.


Los hechos venían ocurriendo desde meses y tenían en alerta a los ciudadanos de la región y defensores de los animales.

El automóvil del cubano, entonces, un Ford Fiesta azul, había sido reportado en varias ocasiones por algunos ciudadanos, que casualmente, tan pronto como el automóvil se alejaba, había perros y gatos muertos reportó Agropoli News.

El hombre que no ha sido identificado por nombre dijo a la policía que no sabía que eso era un delito.

Dijo que era un rito religioso propiciatorio y que a través de la tesis «fálica» de su religión y su nación, beneficiaba a quienes se hacían autores de la matanza de este tipo de animales