Arrestan a una mujer y a su hijo por plantarse con cartel en Boyeros, La Habana (Imagen, captura de pantalla)

Arrestan a una madre y a su hijo pequeño de tres años por plantarse en la avenida Boyeros este martes con pancartas exigiendo una vivienda al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, recoge un reporte de CubaNet.


Dairene Camejo Contreras en entrevista con el reportero independiente Vladimir Turró Páez expresó: «decidí llevar a cabo esta protesta por las difíciles condiciones de vivienda que enfrento, me he dirigido a todas las instituciones del país y nadie me ha hecho caso.

«Llevo tres años en esta gracia. Por esta situación mi niño se me ha enfermado hasta de los nervios y no sale de los hospitales», detalló.

«Presidente ayuda por favor» y «Voto sí por Fidel y mi hijo no tiene casa», decían los carteles que la mujer sostenía junto al menor.

Durante alrededor de una hora estuvo plantada Dairene con su hijo en el separador de la avenida Boyeros, frente a la Terminal de Ómnibus Nacionales, hasta que llegó una patrulla y una oficial de la policía se les acercó para detenerlos.

Minutos antes del arresto, la madre comentó que su intención era llamar la atención de Díaz-Canel, para que se interesara por su caso.


«Todo lo que estoy haciendo es por mi hijito», aseguró.

Dairene explicó vía telefónica tras su liberación, fue introducida junto al niño en una patrulla y trasladada a la estación policial de Zapata y C en el Vedado.

«La oficial que me arrestó me trató muy mal a mí y a mi hijo. Al llegar a la unidad me estaba esperando una capitana de la Seguridad del Estado, quién me hizo varias amenazas y un acta de advertencia por escrito, la cual no firmé, prohibiéndome estar cerca de las inmediaciones de la Plaza de La Revolución, pero, además, también me prohibieron acercarme a cualquier institución del estado en compañía de mi hijo», reveló Camejo Contreras.

Hasta las 9:00 pm estuvieron ambos, madre e hijo, encerrados en una oficina sin agua potable ni servicio sanitario. Luego fue trasladad a otra unidad en el municipio Arroyo Naranjo.

Según la habanera en ese lugar también la trataron mal, y le advirtieron que la policía «no daba casa».

A las 11:00 pm la liberaron luego de esperar un buen rato a un oficial que nunca llegó y le dieron una citación para este miércoles a las 8:00 am.