La madre de dos niñas que fueron heridas de bala afuera de un mercado en el west de Hialeah se encuentra tras las rejas esta noche, luego que la policía la acusara de haber participado en un robo.


La madre de las niñas llegó al Jackson Memorial Hospital esta mañana manejando su auto con las niñas heridas. Dijo que las niñas habían sido víctimas de un tiroteo en Brownville pero luego de que la policía no encontrara evidencia en la escena, dijo que había sido en HIaleah.

Las lesiones no pusieron en peligro la vida de las niñas que se espera estén bien, pero serán separadas de su madre.

La policía investigó y se cree que la mujer estaba afuera del mercado esperando por un hombre que entró a robar. Al hombre intentar huir en el vehículo, un guardia de seguridad disparó contra el mismo hiriendo a las dos hermanas.

El incidente tuvo lugar en el supermercado Rey Chávez en 780 W. 17 St.


En el hospital, los oficiales de Miami-Dade bloquearon el acceso al auto de la mujer con cinta de la escena del crimen afuera de la entrada del centro de trauma.

Los investigadores dijeron que estaban interrogando al guardia de seguridad. No ha habido actualizaciones sobre los cargos que enfrenta la madre, y la policía no dijo si el hombre que supuestamente robó artículos del supermercado estaba bajo custodia.