La policía arrestó a un hombre en conexión con un llamado de emergencia que llevó al equipo antibombas al Burger King de la 40 calle y la 70 avenida el pasado martes.


Un hombre de 47 años de Miami supuestamente se sentó cerca de las puertas de salida del Burger King y sacó un tubo metálico negro, envuelto en cables y otros colgando, baterías expuestas y una tapa roja.

El hombre que ha sido identificado como Luis Felipe Jaspe, Jr. causó pánico en el restaurante y uno de los clientes llamó a la policía de Miami-Dade para informar el incidente.

«Un cliente del restaurante observó que el sujeto manejaba una tubería metálica roscada envuelta con cinta negra, una tapa roja y cables de batería», explicó el detective Argemis Colome, del Departamento de Policía de Miami-Dade. «El sujeto luego sacó una computadora portátil y una caja de metal con cables eléctricos de su bolsa».

Los documentos de arresto dijeron que Jaspe abrió la computadora portátil en un momento dado durante el incidente.


El dispositivo bomba que Jaspe traía consigo era de mentira. «Los técnicos de bombas del MDPD junto con agentes de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, respondieron a la escena, destruyeron el dispositivo y determinaron que era un engaño», dijo Colome.

Las autoridades entonces arrestaron a Jaspe. No se conoce al momento que cargos se le presentarán.