Dos hombres fueron arrestados por robar gasolina en una estación de servicio. Ambos compraban combustible con tarjetas falsas y lo almacenaban dentro de su auto para luego venderlo de forma ilegal, según reportó América Tevé.

Un detective encubierto del cuerpo de policía del condado de Miami-Dade se percató que los dos hombres pasaban más de 10 minutos colocando gasolina en un vehículo y los siguió. Cuando el oficial los detuvo y registró la camioneta, descubrió que dentro tenían un tanque de 250 galones lleno de combustible.

Los sujetos arrestados fueron dejados en libertad bajo fianza y deberán enfrentar varios cargos muy pronto ante la corte.