Las autoridades en España desmantelaron una red de estafadores que se dedicaban a falsificar tarjetas de peaje entre los que había dos ciudadanos cubanos.

Los arrestos ocurrieron Barcelona, Girona, Tarragona, Zaragoza y Castellón y se han realizado más de 21 registros. Las tarjetas fraudulentas para pagar peajes de autopistas en España, Francia, Alemania e Italia, defraudando 500.000 euros.

“El entramado no contaba con líderes definidos ni con una jerarquía, pero sí había tareas repartidas y funcionaban como una empresa”, destaca el inspector de la Policía que detalla que mientras unos creaban con un software informático las tarjetas, otros las trasladaban al plástico y otros eran los comerciales. Estos últimos, añade el capitán de la Guardia Civil se dedicaban a vender las tarjetas a transportistas, pequeños y medianos empresarios o particulares a un precio que iba fluctuando o, incluso, se vendía por lotes, porque la finalidad era aumentar su cartera de clientes.

Los estafadores vendían las tarjetas en gasolineras de estas vías de peaje y en tramos de carretera que conducen a Francia.

De las 24 personas, la mayoría de nacionalidad rumana, 20, otros dos españoles y otros dos cubanos, entre los que se encuentran proveedores, falsificadores, distribuidores y colaboradores. Catorce de ellos fueron puestos a disposición de la Audiencia Nacional.