El conductor de uno los autos en la caravana de Donald Trump fue arrestado por llevar un arma de fuego en una de las furgonetas que trasladan al grupo de periodistas que acompañan al presidente.

Agentes del Servicio Secreto encontraron el arma durante una rutinaria inspección de seguridad antes de llegar a Mar-a-Lago.

El conductor dijo que se olvidó de dejar el arma antes de subir al vehículo que trasladaba a los periodistas hacia la residencia del mandatario estadounidense.

El Servicio Secreto decidió reemplazar a todos los conductores por razones de seguridad hasta que se esclarezca si no había ningún plan para agredir a Donald Trump.