Perro Pitbull. Foto: Pixabay

Un comunicado del Departamento de Justicia dio a conocer del arresto de cinco individuos en Florida, que ahora enfrentan 44 cargos vinculados con una red clandestina que se dedicaba a organizar peleas de perros.


Una de las acusadas Haley Cook Murph de Milton, Florida fungía como un «veterinaria» improvisada, aunque en ningún momento poseía una licencia veterinaria.

El otro grupo de los implicados traficó perros de pelea, incluso a través de un sitio web clandestino, violando la Ley Federal de Bienestar Animal.

El Departamento de Justicia agradeció a sus socios federales y locales encargados de hacer cumplir la ley, que llevaron a cabo el operativo, una e evidencia de que la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la entidad, está procesando agresivamente a los cazadores de perros y a quienes apoyan sus inhumanas empresas criminales.

El Fiscal Federal Lawrence Keefe del Distrito Norte de Florida, declaró que «las peleas de perros son una plaga para la humanidad, una que no tiene lugar en el Distrito Norte de Florida ni en ningún otro lugar.Continuaremos trabajando con las agencias policiales federales y locales para erradicar este deporte sangriento bárbaro».


La Ley Federal de Bienestar Animal establece que es un delito grave patrocinar o exhibir un animal en una empresa de lucha contra animales y poseer, entrenar, vender, comprar, transportar, entregar o recibir un animal con el propósito de que el mismo participe en una empresa de lucha contra animales.

Las autoridades continúan investigando el caso.