La Armada de Estados Unidos se vio obligada a disculparse después de que uno de los pilotos dibujara en el aire un «pene» en los despejados cielos del estado de Washington.

«Las acciones de este miembro de la tripulación fueron completamente inaceptables y contrarias a la ética y a los valores de la Armada», señaló la Marina en un comunicado, en el que se refirió al dibujo como «una imagen que podría resultar obscena a los observadores».

Las imágenes se hicieron viral rápidamente.