En una entrevista este viernes en la mañana en el programa “Good Morning America” de la televisora ABC, la ex primera dama de EEUU, Michelle Obama se confiesa, y cuenta que tuvo a sus dos hijas Sasha y Malia, ahora de 17 y 20 años, gracias a la fertilización in vitro, recoge El Nuevo Herald.

Hace dos décadas al perder un embarazo, se sintió “pérdida y sola”, y habló de un tema sensible en su vida, un aborto espontáneo, según Michelle, ella sintió en aquel momento que fracasaba, ya que nadie habla de lo difícil que puede ser una pérdida así en la vida de una mujer.

“Nos quedamos con nuestro dolor, pensando que de alguna forma estamos descompuestas”, reveló la ex primera dama.

La abogada y escritora de 54 años contó que ella y su esposo el ex presidente Barack Obama pasaron por varios tratamientos de fertilización para concebir a sus dos hijas.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En unos días saldrá a la luz “Becoming” el libro donde Michelle escribió sus memorias, según Associated Press, uno de los libros políticos más anticipados en épocas recientes. En el texto ella habla abiertamente de su vida en Chicago, lugar donde creció, también confiesa haber sido víctima de racismo en la vida pública, y de lo que significó convertirse en la primera mujer negra en ser primera dama de los Estados Unidos.

En su libro Michelle Obama además dice haber expresado su indignación contra el presidente Donald Trump.

Decenas de miles de personas han comprado sus boletos, para ver y escuchar a la ex primera dama de EEUU, en el United Center de Chicago el martes, el evento estará moderado por la prestigiosa periodista y presentadora de televisión, Oprah Winfrey.

(Con información de El Nuevo Herald)