El gobierno de Maduro ha aumentado los envíos de crudo a Cuba, tras haber frenado los envíos a inicios de año con respecto al 2019.


De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, que accedió a documentos de la compañía y entrevistó a varias fuentes, seis buques petroleros, la mayoría propiedad de PDVSA, han exportado un promedio de 173,000 barriles por día (bpd) de crudo y combustible venezolano a Cuba en lo que va de mes.

La empresa estatal Petróleos de Venezuela dejó caer las exportaciones a inicios del 2019 a tan solo 56,000 bpd, pero esta situación la han recientemente remediado.

“Están saliendo más barcos a Cuba desde hace dos semanas”, dijo un supervisor naviero de un puerto de la costa occidental de Venezuela a Reuters. “Van y vienen rapidísimo”, añadió.

La crisis de liquidez provocada por los gastos inesperados en petróleo se ha manifestado en escasez de productos de primera necesidad, largas filas en gasolineras de todo el país, racionamiento del gas licuado y paralización de algunas fábricas y centros de trabajo.


La reciente crisis «coyuntural» también afectó al sector turístico en la isla, el cual en rara ocasión sufre afectaciones.

El embargo económico impuesto sobre Cuba por el gobierno estadounidense impone sanciones sobre las navieros petroleros que lleven combustible a la isla. Sin embargo, Venezuela continúa surtiendo al régimen cubano a cambio de su apoyo al gobierno de Maduro, el cual a enfrentado duros reveses en política internacional.