Los socorristas trataron a 56 personas después de un accidente a principios del Día de Año Nuevo que involucró a más de 20 vehículos cerca de Austin, Texas.


De los 56, nueve pacientes fueron trasladados a hospitales con lesiones que iban de menores a graves.

El EMS del condado de Austin-Travis (ATCEMS, por sus siglas en inglés) dice que había mucha niebla en el área en el momento del accidente, y los bomberos dijeron que esa pudo haber sido la causa.

El Departamento de Bomberos de Austin ayudó a los pacientes y limpió múltiples derrames de líquidos y combustibles como resultado de la colisión.