Una anciana de 79 años ha sido expulsada junto a su familia en varias ocasiones de viviendas por ser opositora al régimen cubano. Palenque Visión, reportó para Martí Noticias, y recogió la precariedad en la que vive esta señora de la tercera edad, junto a sus seres queridos, por pertenecer a las Damas de Blanco, movimiento femenino de la disidencia cubana.


“Y un buen día se apareció la Seguridad del Estado, y conminaron para sacarnos de ahí, porque íbamos a tener problemas, salimos…empezamos a buscar, y encontramos un apartamento, a los poquitos días de estar ahí empezó el problema, nos cortaron el agua, después nos apagaban las luces cuando bajábamos las escaleras, perseguían a mi sobrina, en la cuadra mandaban a la gente a que nos tiraran huevos”, testimonió la anciana.

Cira Vega De La Fe junto a su sobrina, su nieto y su hermana pasaron diez días en las calles, dada la presión de la Seguridad del Estado.

“Nosotros mismos tuvimos que sacar los muebles, y estar diez días a la intemperie, eso todo el mundo lo vio”, relata.

Lazaro Mendoza, un opositor desde hace 20 años, les dio la mano y los llevó a su propia vivienda.


Él cuenta que al ver la situación en la que se encontraba la familia en la calle, decidió compartir su techo con ellos.

La anciana llegó a esta situación cuando vendió la casa de su propiedad, para que su sobrina y nieto los mas jóvenes pudieran salir del país, y no tuvieran que soportar el yugo del gobierno; sin embargo, explica que debido al “burocratismo” de la Isla, todo salió mal.

Según el nieto, Cira padece una cardiopatía isquémica, y se desmaya de la presión tan fuerte, además de sufrir de afecciones nerviosas.

Ella dice “queríamos libertad para Cuba”, “pero me siento a morir, tengo días que no tengo ganas de nada, y digo Dios, porque somos católicos: ¿Dónde tú estás que no ves esto?”.

(Con información de Martí Noticias)