La vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón Cimavax-efg desarrollada en Cuba ha logrado resultados esperanzadores en la lucha contra esta enfermedad. Este medicamento no cura el cáncer, pero mejora la condición clínica de pacientes y su calidad de vida.

El Cimavax-efg está siendo sometido a estudios clínicos en Europa, Asia y Estados Unidos. Hasta ahora, la vacuna se aplica en casos avanzados de cáncer de pulmón de células no pequeñas, de acuerdo al Centro de Inmunología Molecular (CIM) se ha empleado en más de 5.000 enfermos cubanos con resultados «prometedores».

El diario oficialista Granma publicó esta semana que el CIM analiza los efectos del empleo del Cimavax combinado con otros fármacos registrados contra el cáncer de pulmón, y las posibilidades de su uso en otros tipos de cáncer, y también en fases más tempranas de la enfermedad.

La vacuna denominada «terapéutica» porque no cura el cáncer, pero si mejora la condición de los pacientes y su calidad de vida, según Tania Crombet investigadora del CIM, el medicamento se inyecta por vía intramuscular «y su alto nivel de seguridad facilita emplearla en el nivel de atención primaria de salud».


Registrada en Cuba en el año 2008, el Cimavax-efg, cuenta actualmente con registro sanitario en Argentina, Colombia, Perú, Paraguay, Bosnia-Herzegovina y Kazajistán, además de dos patentes de invención de las que una estará vigente hasta el 2028 en 80 naciones.

Recientemente el CIM y el Roswell Park Cancer Institute (Nueva York) anunciaron una alianza para fundar la primera empresa biotecnológica mixta cubano-estadounidense, la compañía se llamará Innovative Immunotherapy Alliance (IIA), y tendrá su sede en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel. En la Isla desarrollará medicamentos y terapias contra el cáncer, que luego se enviarán a Estados Unidos.

Asimismo el Roswell Park accederá a cuatro fármacos, cuyo uso está aprobado en otros países, entre ellos Cimavax.

(Con información de Diario Las Américas)