La presencia de la policía cubana se ha hecho sentir en Camagüey, durante un fuerte operativo por la visita del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel a esa provincia, dio a conocer Henry Constatin Ferreiro, director de La Hora de Cuba en su perfil de Facebook.

«Díaz-Canel está en Camagüey. La gente lo sabe, no porque haya más alegría en las calles, o espontáneas aglomeraciones de público para darle la bienvenida, ni mucho menos porque lo hayamos visto caminando por ahí, libre, acercándose a la gente a escuchar de frente sus problemas», escribió el periodista cubano en su muro ayer.

«No, qué va, nada de eso. La gente sabe que Díaz-Canel está aquí porque el producto nacional por excelencia, la represión, abunda en las calles por estos días», añadió junto a imágenes que prueban la información.


Constatin Ferreiro señaló también que sin embargo, en la noche del 10 de octubre que asesinaron a una joven en una esquina de Camagüey, no había guardias.

Asimismo crítica la preparación de última hora de dirigentes de la provincia, para maquillar la realidad de empresas ineficientes y corruptas, mostrando la mejor cara al visitante, al «aparente nuevo jefe».

Menciona aquello que se oculta en el país, a sabiendas incluso del mismo dictador de turno, es el caso de los «sucios baños de la Universidad de Camagüey», y las «centenares de calles de tierra o con asfalto roto que forman nuestras ciudades y pueblos», o «los miles de cubanos prestos y dispuestos a irse del país a donde sea, como sea y a lo que sea».

El periodista denuncia que Díaz-Canel «no irá a ver las carencias de los ancianos que andan vendiendo limones o jabas o recogiendo latas y botellas para sobrevivir a las pensiones más bajas de todo el planeta, y a los que la policía expulsa, revisa o arresta por estos días, porque no tienen licencia para vender».

La oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN) informó que el presidente cubano inició este viernes una visita a ese territorio del país para evaluar la gestión económica del comercio en la provincia, además de recorrer instalaciones sociales.