Amnistía Internacional (AI) exige al gobierno de Cuba a que libere «de manera inmediata» al preso político Jorge Cervantes García, quien sufre de pésimas condiciones de salud luego de 39 días en huelga de hambre.

Cervantes, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Las Tunas, se encuentra detenido desde el 23 de mayo. Antes de ser arrestado, denunció en la sede provincial del Partido Comunista lo que catalogó como acoso y hostigamiento contra su familia.

Su esposa dijo el jueves a Radio Martí que conversó el miércoles por teléfono con el opositor y que está siendo asistido por médicos en la sala de reclusos del Hospital Nacional «Enrique Cabrera», en La Habana.

La Acción Urgente interpuesta por AI insta al gobierno de Raúl Castro a «poner en libertad de manera inmediata e incondicional a Jorge Cervantes, ya que es preso de conciencia, encarcelado exclusivamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión».


El organismo pide a La Habana que garantice «acceso efectivo a su familia y a abogados de su elección, sin demora y con regularidad».

Amnistía Internacional denunció además en su comunicado que las disposiciones del Código Penal cubano sobre desacato, resistencia a funcionarios públicos en el desempeño de su deber y desórdenes públicos se utilizan con frecuencia para reprimir el derecho a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación en Cuba.

Por otra parte, el Secretario adjunto de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Francisco Palmieri, expresó días atrás su preocupación en la red social Twitter sobre la salud de Cervantes.

(Con información de Martí Noticias)