El martes en la noche un asilo de ancianos en La Pequeña Habana recibió una amenaza de bomba, la policía investiga.


Sobre ese horario, las autoridades de Miami cerraron el área del Centro de Enfermería y Rehabilitación Victoria en la cuadra 900 de Northwest Third Street para el tráfico.

Según la oficial Kenia Fallat, el edificio no fue evacuado, sin embargo los oficiales estaban buscando explosivos en cada piso.

Medios noticiosos en la ciudad, incluido Local 10 News, que ahora recoge la noticia del hogar de ancianos, recibieron el lunes correos electrónicos en los que lanzaban amenazas de tiroteo en el Jackson Memorial Hospital.

El ala oeste del hospital se puso bajo llave y otras partes del complejo se evacuaron brevemente. Las autoridades no encontraron evidencia, reabrieron el hospital después de aproximadamente dos horas.


Otros siete hospitales del sur de la Florida también fueron blanco de amenazas similares.

De acuerdo a Fallat “en este punto, los detectives no quieren vincular una amenaza de bomba con la otra”.

Además de los temores del hospital, el escuadrón de bombas del Departamento de Policía de Miami ha sido llamado a varias ubicaciones en las últimas semanas para investigar paquetes sospechosos. Mientras que las operaciones de la policía cerraron brevemente las calles de la ciudad, causando retrasos en el tráfico, no se encontraron explosivos.

(Con información de Local 10 News)