Según informaron ayer medios oficiales de la Isla, altos funcionarios del Gobierno y del Estado cubano están recibiendo en Pekín un curso sobre gobernanza de la administración pública, con el apoyo de instituciones chinas.

El curso comenzó el pasado lunes en la sede de la Academia de Gobernación de China y está previsto que se extienda por un período de tres semanas, de acuerdo con un reporte de la agencia estatal Prensa Latina divulgado en La Habana.

Los contenidos del curso se impartirán a través de seminarios, conferencias y visitas a lugares de interés, entre otras actividades.

A la apertura asistieron el embajador de Cuba en Pekín, Miguel Ángel Ramírez, la rectora de la Escuela Superior de Cuadros del Estado y el Gobierno de la isla, Mercedes Delgado, y el vicepresidente ejecutivo de la Academia de Gobernación, adscrita al Consejo de Estado de China, Ma Jiantang, quienes mantuvieron un encuentro, añade la nota.


Ramírez destacó la cooperación alcanzada y resaltó la importancia de la «colaboración mutua» en el intercambio de «experiencias en la construcción del socialismo» con las «características de cada país».

Esta colaboración se produce en un momento en el que Cuba está inmersa en la denominada «conceptualización» de su modelo económico-social, en el impulso de nuevos lineamientos de su política económica, y en una transición de poder gubernamental prevista para febrero de 2018, cuando se prevé que Raúl Castro traspasará la Presidencia al relevo de una nueva generación.

Cuba y China, liderados por partidos de ideología comunista, mantienen una estrecha relación, en la que el país asiático destaca como uno de los principales aliados y el segundo socio comercial de la isla caribeña.