No importan las millas de viajero frecuente, las ofertas de vuelos de último minuto o los viajes en auto. Casi la mitad de los estadounidenses dicen que no van a tomar vacaciones este verano, mayormente porque no pueden costearlo, de acuerdo con un sondeo del Centro para Investigaciones de Asuntos Públicos The Associated Press-NORC.


El sondeo, realizado en mayo, encontró que el 43% de los estadounidenses no tomarán vacaciones de verano. La razón principal de esto fue el costo, según el 49% de los entrevistados que dijeron que no vacacionarían.

Otro 11% dijo que no pueden tomar tiempo libre del trabajo, mientras que un 3% dijo que no les gusta dejar de trabajar.

Alrededor de la mitad de los estadounidenses en hogares con ingresos de menos de 50.000 dólares al año no planean tomar vacaciones este año, y ellos tienden a señalar el costo como una de las razones.

Y si es que tu empleador te da vacaciones pagadas, considérate con suerte: el 41% de los encuestados que trabajan tiempo completo o parcial dijo que sus empleadores no les dan ningún día libre pagado como vacación. Los jóvenes y trabajadores que ganan poco son particularmente propensos a no recibir ningún día libre con sueldo.


Danny Aguilar, de Lakewood, Colorado, dijo que el costo es lo que lo frena a tomar vacaciones. Trabaja en tecnología de la información, pero debido a que es contratista independiente, no sabe cuánto va a ganar.

«No sabes lo que va a pasar. Realmente nunca sabes lo que va a ocurrir. Realmente no puedes hacer un presupuesto», afirma Aguilar.

Otro hallazgo del estudio indica que más de 4 de cada 10 estadounidenses no consideran visitar a la familia como una verdadera vacación, aunque alrededor de tres cuartos sí considera un fin de semana largo como vacación.

(Con información de el Nuevo Herald)