Hace solo unos días se anunció en la Isla la salida de BancaMóvil, la aplicación para celulares del Banco Popular de Ahorro de Cuba que permite acceder desde el teléfono celular, a diferentes funcionalidades de los cajeros automáticos como la consulta de saldo y las últimas operaciones realizadas, el pago de la electricidad, la factura telefónica, y la transferencia de efectivo a otras tarjetas y a las cuentas para el futuro, antiguamente conocidas como cuentas de formación de fondos por descuento de nómina.

Para poder contar con este servicio, las personas deben dirigirse a las oficinas del Banco Popular de Ahorro de Cuba y presentar su carné de identidad y su tarjeta magnética, para que quede registrado por el Banco que ese usuario consultará a través de la app su tarjeta magnética y realizará las otras operaciones que permite esta aplicación.

En el mundo entero las aplicaciones móviles realizan transacciones bancarias a través de Internet para realizar una conexión de datos que vincule el celular a la cuenta de banco.

Sin embargo, en la más reciente declaración del Banco Popular de Ahorro de Cuba no queda claro cómo se conectará la app a la red bancaria. De igual forma la aplicación aún no está disponible para su descarga en Google Play Store, la plataforma de distribución digital de aplicaciones móviles para dispositivos Android, lo que obliga al usuario a depender del Banco para adquirir la app y activarla.


Tampoco quedó claro si es posible realizar este tipo de transacciones desde el exterior, pues para eso tendría el Banco de Cuba que permitir el acceso a su red de transferencias electrónicas a través de una conexión directa a sus servidores.

Este tipo de servicios es muy usado en varios países del mundo que llevan décadas implementando aplicaciones móviles para realizar transacciones, sin embargo en un país con tantos problemas de conectividad como Cuba, dicha aplicación podría generar ciertos inconvenientes.



Ciberseguridad bancaria en Cuba, de eso no se habla…

El uso de la tecnología para facilitar trámites bancarios no es un tema nuevo y las instituciones bancarias que la emplean en el mundo se aseguran de tener sus propios estándares de seguridad.
No es para nada agradable que un usuario al realizar alguna transacción bancaria compruebe que todo su dinero ha sido robado por algún hacker que se dedica a adivinar claves para vaciar tarjetas de crédito o simplemente crean apps falsas que simulan ser la de los bancos.

Existen diversos registros sobre la presencia de miles de aplicaciones bancarias de Android maliciosas que suplantan la identidad de las instituciones oficiales, incluso son colocadas en diversas tiendas de app online para fidelizar a la posible víctima.

Por eso, numerosos bancos han establecido políticas de seguridad para sus aplicaciones, como por ejemplo, cerrar automáticamente las sesiones en los dispositivos móviles después de cinco minutos. De esta forma se evita que alguien acceda a la cuenta financiera de un usuario, sin que antes introduzca nuevamente su clave de seguridad.

Pero, ¿qué hay de Cuba? En un país donde apenas los índices de conectividad son muy discretos, hablar de temas de seguridad cibernética parece casi una quimera, pues apenas hay siquiera una percepción de la importancia de conocer estos temas. La falta de seguridad virtual en la Isla podría ser algo peligroso en las transacciones bancarias.

Cuando el mundo entero sufrió el ataque global del virus WannaCry que bloqueaba los ordenadores para luego pedir dinero a cambio, en Cuba ni siquiera se conoció a ciencia cierta la peligrosidad de este malware.

Y es que a pesar de los índices de conectividad que existen hoy, la Isla sigue estando muy cerrada a otros usos de la Red de Redes, dígase el comercio electrónico, la automatización de los servicios de salud, la educación a distancia y el teletrabajo.



Recomendaciones para usar la app BancaMóvil

• Asegúrese que instaló la app oficial del Banco Popular de Ahorro de Cuba.
• Utilice claves de seguridad en su dispositivo móvil para impedir que alguien más tenga acceso a sus datos financieros.
• La app apenas acaba de ser lanzada, pero cada cierto tiempo debe actualizarla según vayan saliendo otras versiones de la misma.

Ciertamente las aplicaciones bancarias son muy cómodas porque evitan hacer largas filas en las oficinas bancarias. Ellas ayudan a realizar de forma rápida los pagos facturas, transferencias de dinero y consultas financieras. Solo, que para controlar sus finanzas desde un Smartphone debe tener muy claro siempre cada paso que dé.