Alcaldes de varias ciudades, alguna de ellas en el sur de la Florida, se han unido para pedir que el gobernador del estado, Ron DeSantis, tome medidas agresivas para detener la propagación repentina de COVID-19.


Este es el caso del alcalde de Miami Beach, Hialeah, St. Peterburgo, y Sunrise.

Todavía están esperando recibir una respuesta.

“El gobernador debe implementar un mandato de máscara en todo el estado”, dijo el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber durante una reunión virtual . «En todo el país, los gobernadores de todos los sectores políticos lo están haciendo».

Los alcaldes de Florida de ambos partidos están pidiendo a DeSantis que lidere a medida que aumentan los casos de COVID-19 en el estado.


Están instando a acciones específicas de los mandatos de máscaras, más acceso a las instalaciones de pruebas estatales y rastreo de contactos mucho mejor, pero en cambio dicen que no están recibiendo comunicación de Tallahassee.

“No tiene sentido que en lugar de trabajar unidos, no haya comunicaciones”, dijo el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández.

«Las posiciones que ha tomado el gobernador hasta ahora han hecho que nuestro trabajo sea realmente difícil», agregó el alcalde de San Petersburgo, Rick Kriseman.

Cada uno de los líderes locales dijo que las cosas empeoraron cuando DeSantis despojó a los gobiernos locales de la capacidad de hacer cumplir las pautas, como la capacidad limitada y el uso obligatorio de máscaras.

«Se han cerrado los sitios de prueba en nuestra comunidad que eran administrados por el estado, y nuestro Departamento de Salud está tratando de compensar la brecha, pero nuestros socios privados en la industria del cuidado de la salud nos dicen que no pueden seguir el ritmo», dijo el alcalde de Sunrise Mike Ryan.

El alcalde Gelber ya ha criticado al gobernador por acogerse a la idea de dejar que el virus corra desenfrenado por las comunidades, provocando muertes innecesarias, mientras crea inmunidad. Ahora estos alcaldes se están uniendo para pedirle a DeSantis que actúe.