Tras las continuos problemas reportados en torno a los aviones Boeing 737 Max, el alcalde del condado de Broward ha planteado su interés en suspender toda operación de dicha aeronave desde el Aeropuerto Internacional de Fort. Lauderdale.


Las preocupaciones del alcalde surgen a raíz de dos accidentes, uno donde murieron 189 pasajeros el año pasado con destino a Indonesia y otro donde murieron 157 pasajeros este año con destino a Kenia.

«Basado en los dos accidentes del 737 Max 8, Boeing necesita asegurar al público que las características de seguridad están en su lugar», dijo el alcalde Mark Bogen a NBC 6.

Bogen dijo que tiene la intención de contactar a Boeing para decirles que sus actualizaciones del avión deben incluir una lista de reparaciones, incluida una forma para que los pilotos apaguen el sistema que los expertos creen que causaron los dos accidentes.

«Si no lo hacen, iré a mis comisionados. También iré a otros alcaldes de otras ciudades y trataré de prohibir que ese avión aterrice en el aeropuerto de Ft. Lauderdale», dijo. «Haremos todo lo que podamos a nuestro alcance para buscar que el avión no aterrice en el aeropuerto aquí en Ft. Lauderdale».


Un abogado consultado por NBC 6 dijo que para el alcalde no es sencillo garantizar esta prohibición debido a que no tiene autoridad legal sobre FAA.

La FAA por su parte declaró que son ellos quienes deciden si un avión es seguro y si puede volar o no.

«Según la ley federal, la seguridad de las aeronaves, incluida su certificación y operación, está precedida por la ley federal», dijo un comunicado enviado a NBC 6. «Si un aeropuerto restringe ciertas aeronaves u operaciones cuando la Administración Federal de Aviación (FAA) ha determinado que son seguras, esa acción violaría la ley federal».

«La prioridad de Boeing sigue siendo retornar de forma segura el servicio de MAX y el apoyo a nuestros clientes de aerolíneas en este momento difícil. Estamos trabajando estrechamente con la FAA y otras autoridades reguladoras mientras trabajamos para obtener la certificación y el retorno seguro al servicio comercial», dijo por su parte Boeing en un comunicado. .