Policía de Miami. Foto: Cuba en Miami

El alcalde de Miami Francis Suárez, advirtió que la policía de la ciudad está lista para enfrentar multitudes que quieran causar disturbios porque Miami Beach está cerrada.

«Estamos preparados para la posibilidad de un aumento de personas en algunos de nuestros vecindarios» dijo el Alcalde de Miami.


«La seguridad de nuestros residentes siempre será nuestra máxima prioridad. Tendremos tolerancia cero para el acoso o la destrucción de la propiedad.» dijo Suárez.

Miami Beach se vió obligada a decretar un toque de queda y cerrar el acceso a la playa por el caos vivido durante las últimas semanas del Spring Break.