El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, se negó a una expansión del transporte público en el condado ante pedidos de aumentar las líneas del Metro Rail y abogo por un aumento de las carreteras de peaje.


“Hoy, aproximadamente el 95 por ciento de nuestros residentes viajan en vehículos personales. Y en el futuro previsible, la mayoría de nuestros residentes continuará utilizando sus vehículos personales”, dijo Giménez durante su discurso del 2018 sobre el estado del Condado, un informe que exigen los estatutos de Miami-Dade. “Debemos continuar mejorando nuestra red vial”.

El director de Recursos Económicos y Regulatorios del alcalde presentó una solicitud al departamento que él supervisa solicitando que el personal apruebe la extensión propuesta de 13 millas en la ya existente Dolphin Expressway, una autopista conocida como State Road 836, administrada por la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade (MDX, por su sigla en inglés).

“También apoyo firmemente la extensión de la 836 al oeste, que llamaremos Kendall Parkway para nuestro suburbio y los vecindarios de Kendall”, dijo ante una audiencia de unos 200 funcionarios, ejecutivos del Condado, cabilderos y comerciantes. “Esto se puede hacer protegiendo contra el desarrollo fuera de la UDB [Límite de Desarrollo Urbano] mientras brinda alivio a 600,000 residentes de West Kendall y South Dade”.

La nueva carretera extendería el Dolphin hacia el sur en la Avenida 137 del noroeste para dirigirla de nuevo al oeste, paralela a la Calle Ocho del Suroeste. Luego irá hacia el sur paralela a la Avenida 167 del Suroeste, antes de terminar con una conexión en la calle 136 del SW. La idea es dar a los pasajeros de Kendall la opción de dirigirse hacia el oeste y tomar una ruta más rápida hacia el norte y el este de Miami, en lugar de tener que abrirse paso por las calles locales hacia el Turnpike, que se conecta con el Dolphin.


“Si construyes una carretera, estás presionando para el desarrollo en esa área”, dijo, y argumentó que Miami-Dade debería restringir la expansión hacia el occidente para hacer que los proyectos más cercanos al núcleo urbano sean más viables. “Realmente es expansión versus densidad”.

El Dolphin Expressway que lleva años en expansión, tiene un cobro de peaje cada pocas millas y en cada bajada lo que provocó malestar entre los residentes durante su implementación.