Los funcionarios de Miami acordaron retirar el Astroturf recientemente instalado en las aceras del vecindario de Brickell luego de insistentes protestas de los vecinos, confirmo Local 10 News.

El alcalde Francis Suárez fue el lunes en la noche a reunirse con los manifestantes.

Suárez dijo a los manifestantes en Brickell Avenue el lunes que la compañía que instaló AstroTurf, Easy Grass Miami, acordó retirar el césped de plástico y reemplazarlo con hierba natural, sin costo para la ciudad.

Los funcionarios de la ciudad planean reunirse con los residentes la próxima semana para discutir preocupaciones persistentes y asegurar que las áreas se replanten con pasto natural.


Los vecinos dijeron que el césped artificial es dañino para los árboles y le preocupa que las tiras de plástico se vuelvan insalubres por los desechos de las mascotas. Alguno de los bordes de las aceras estaban cubiertas de concreto con la hierba falsa colocada en la parte superior.

«Te puedo decir que cientos de perros van al baño en ese Astroturf todos los días, y ya puedes ver pequeños desechos secos por todas partes», dijo la manifestante Miriam Merino.

El Astroturf fue parte de un proyecto de embellecimiento más grande en el vecindario que costó más de $ 300,000. Merino lo llamó la «plastificación» de Miami.

Mientras que los manifestantes estaban satisfechos con la decisión de la ciudad, algunos de ellos se mostraron escépticos.

«Todavía tendremos un ojo muy agudo encima de ellos», dijo Merino.