Carlos Hernández, Alcalde de la Ciudad de Hialeah

Las diferencias y problemas entre Hialeah y Miami Lakes son ya históricos y parece que no van a aflojar después de que el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández acusara a algunos residentes de Miami Lakes que se oponen a sus proyectos como «racistas» reportó El Nuevo Herald.


Residentes en Miami Lakes se oponen a la apertura de dos puentes que traería más tráfico a una zona que ya está bastante afectada. Hernández critica a los que se oponen «Respeto mucho al gobierno de Miami Lakes. Pero también lo dejé muy claro. Hay un pequeño grupo en Miami Lakes que no nos quiere. Son racistas. Esa es la realidad» dijo el alcalde de Hialeah.

Las palabras del alcalde han molestado mucho a la comunidad de Miami Lakes que lo acusan de ser un pequeño dictador que busca imponer su voluntad tratando de utilizar el tema racial.

La comunidad de Palms Springs North también se opone a la apertura de los puentes.