El alcalde de la ciudad de Hialeah, Carlos Hernández, envió un rotundo mensaje al alcalde de Miami Dade, Carlos Giménez, sobre la inminente necesidad de reapertura de los restaurantes en la ciudad.


En una conferencia de prensa el jueves en las afueras del ayuntamiento de Hialeah, Hernández dijo que ya era hora de abrir los restaurantes muchos de los cuales no han podido sobrevivir la crisis del coronavirus y otros están a punto de cerrar definitivamente.

«Yo quiero una respuesta de él y ojalá sea la decisión correcta, pero yo tengo que cuidar a mi comunidad y si llega el momento que no puedo estar de acuerdo con lo que él está haciendo entonces voy a tomar ciertas decisiones», dijo Hernández con severidad.

El alcalde escribió una carta a Giménez con relación a este delicado tema que está teniendo tanto impacto en la economía de sus residentes.

«Cada vez que me viene un dueño de un restaurante a preguntarme la respuesta es: no se. Porque no tengo contacto con el condado ni Carlos Giménez ha dicho nada», añadió.

En la conferencia Hernández también aprovechó la oportunidad para hablar sobre la forma en que los fondos de la ayuda federal han sido distribuidos por el condado.


Giménez por su parte comunicó durante una conferencia de prensa desde el vecindario de Allapattah que ante la disminución de casos en los últimos días estará valorando próximamente la posibilidad de reabrir la economía.