Dean J. Trantalis, Alcalde de Fort Lauderdale, Florida

El alcalde de Fort Lauderdale, Dean J. Trantalis, emitió una declaración de emergencia el jueves extendiendo las órdenes relacionadas con la pandemia de coronavirus hasta el 1 de mayo.

Las órdenes alientan a las personas a quedarse en casa, practicar el distanciamiento social y evitar reunirse en playas y parques públicos.


Trantalis emitió un comunicado pidiendo a la comunidad que trabaje en conjunto para combatir COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus.

«Si bien muchas personas pueden estar inquietas y cansarse, ahora no es el momento de volverse complacientes», dijo Trantalis. «Debemos permanecer atentos y seguir limitando la interacción social hasta que disminuya la tasa de infección».

Hasta entonces, dijo, los funcionarios comenzarán a hacer planes sobre cómo reabrir partes de la ciudad.