Las escasas lluvias en los últimos 12 meses están afectando la distribución de agua potable en la ciudad de Santa Clara, provincia de Villa Clara, unas 200 millas al este de La Habana, informó una agencia oficialista de noticias.

La sequía también está limitando el regadío en la agricultura urbana y el consumo de agua en general, dijo a la Agencia Cubana de Noticias un especialista de Aprovechamiento Hidráulico de la localidad. El cultivo de caña es el más afectado y, en menor medida, el arroz y la ganadería, puntualizó.

Los principales embalses de la región están al 40 por ciento de su capacidad y la ciudad cuenta con un 20 por ciento menos de agua que en similar periodo de 2016, según el experto.

La generación de energía eléctrica está limitada desde hace dos años en la presa Hanabanilla debido al bajo nivel del agua, añadió.


El déficit en el acumulado de lluvias en lo que va de año, afecta a casi la mitad del territorio de la Isla, siendo Santa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey, las provincias más perjudicadas.