1148518ny518p

Ocasionalmente los cronometradores insertan un segundo o dos para igualar la rotación del planeta y los relojes atómicos de precisión ya que la Tierra está desacelerando un poco.

La interacción de las mareas con la Luna y otros factores, incluyendo aguas más densas y cálidas causadas por el fenómeno de El Niño, ocasionan que la Tierra se demore más para realizar su rotación diaria, según explicó Geoff Chester, del Observatorio Naval de Estados Unidos.

Los cronometradores anunciaron el miércoles que el 31 de diciembre a las 11:59 p.m. con 59 segundos de la hora de Greenwich, el siguiente segundo se convertirá en 11:59:60. El Año Nuevo se tardará en llegar un segundo más.