3383655


La senadora Susan Collins, anunció ayer lunes, que el Aeropuerto Internacional de Bangor, en el estado de Maine, finalmente recibió la licencia que le permitirá proporcionar carga de combustible y otros servicios a los vuelos extranjeros que viajan hacia y desde Cuba.

La también presidenta de Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano del Subcomité de Asignaciones, indicó que el anuncio oficial de la licencia emitida lo hizo la Oficina de Control de Activos Extranjeros, del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

A causa de las prohibiciones existentes hacia Cuba, durante mucho tiempo se impidió que las compañías aéreas extranjeras, que viajan hacia o desde la isla, se reabastecieran de combustible o de otros servicios en aeropuertos norteamericanos; motivo por el cual se veían obligadas a hacerlo en aeropuertos canadienses.

El Bangor Daily News destaca a Collins como una vieja defensora de la concesión de ese permiso que ahora se le ha otorgado al aeropuerto de Maine, pues en su momento escribió a la Oficina de Control de Activos Extranjeros y al Departamento de Estado en apoyo de la solicitud.


Por su parte Tony Caruso, director del Aeropuerto, dio la bienvenida a la noticia y declaró que tanto él como el personal de la instalación están muy contentos de saber que su licencia ha sido aprobada para manejar a Cuba, en paradas técnicas. Afirma que lo anterior les permitirá competir y estar a la altura de los aeropuertos canadienses.