Cinco firmas de abogados del sur de la Florida han introducido cuatro demandas contra las empresas Avior Airlines CA, Santa Bárbara Airlines, Insel Air y Arubaanse Luchtvaart Maatschappij NV (conocida comercialmente como Aruba Airlines) por incumplimiento de contrato debido a un cargo adicional de $80 por un “impuesto de salida del aeropuerto” que se les cobra a los pasajeros que salen del aeropuerto de Miami (MIA).


Estas aerolíneas ofrecen rutas o conexiones frecuentes de Miami a ciudades venezolanas. Santa Bárbara Airlines tiene dos vuelos diarios a Caracas y Avior Airlines ofrece uno al día hacia Barcelona (estado Anzoátegui). Aunque Aruba Airlines no viaja directamente a Venezuela, ofrece al menos cinco rutas semanales a la capital de Aruba, de donde parten con regularidad vuelos a Maracaibo y Valencia.

Por su parte, Insel Air tenía cuatro vuelos a la semana de Miami a Puerto Príncipe pero en enero del 2017, la compañía debió reducir su flota y descontinuó las operaciones hasta el comienzo de la próxima temporada alta.

Las cuatro demandas —una por cada compañía— presentadas a principios de este mes en una corte federal de la Florida afirman que las aerolíneas condujeron “un programa en el que a los viajeros con boleto en mano se les exigió pagar esa tarifa de salida adicional” no revelada previamente en el aeropuerto de Miami.

Los textos argumentan que cuando los pasajeros compran un boleto con las aerolíneas, se establece un contrato entre ambas partes y que los contratos de esas compañías indican que el costo del boleto “está sujeto a cambio hasta el momento de la compra”.


“Al contrario de otros cargos como equipaje extra o mejores asientos, este cargo de salida adicional no fue detallado como parte del acuerdo y condiciones de la aerolínea con sus pasajeros”, resaltan las demandas que especifican además que ese cobro extra “no tiene relación con una tarifa, impuesto, o pago que fue inicialmente impuesto por un gobierno o un operador de un aeropuerto después de que el boleto haya sido comprado”.

“No se especifica, cuando compras el boleto, que vas a tener que pagar otros $80 cuando vas de Miami a Venezuela”, dijo a Cody Germán, uno de los abogados involucrados en la demanda, en entrevista con el Nuevo Herald. “Pensamos que eso es incorrecto, no debería estar permitido y a la gente que pagó esa cantidad, se le debe devolver su dinero”.

“La demanda se ha presentado como un class action a nivel nacional en Estados Unidos, por supuesta violación de contrato. Todo parece un abuso más del sistema legal estadounidense para sacarle dinero a varias aerolíneas”, indica el comunicado enviado por Recor, que añade que “llama la atención que no menos de 7 abogados firmaron una demanda relacionada con un cargo de $80”.

El Nuevo Herald contactó a las otras aerolíneas demandadas. El gerente de Comunicaciones y Mercado de Insel Air, Robert De Wolf, contestó por un correo electrónico que están “investigando el asunto por lo que es muy temprano para responder”.

La aerolínea venezolana Santa Bárbara Airlines indicó está preparando un comunicado oficial pero aún no lo ha divulgado y una portavoz de Avior Airlines dijo que respondería a las solicitudes de comentario “lo más pronto posible”.

Germán y Fuentes dijeron que buscan pruebas de que las aerolíneas incumplieron su contrato y de esta manera, que todas las personas afectadas puedan recibir su dinero de vuelta.

(Con información de el Nuevo Herald)