Tras las acciones emprendidas por parte del gobierno de Trump hacia Cuba, la aerolínea española Air Nostrum podría perder la oportunidad de convertirse en socia de la compañía Cubana de Aviación y operar vuelos desde la capital habanera hasta distintos lugares de EEUU, principalmente Miami, informa Diario de Cuba.

Con la mejora de las relaciones entre Washington y La Habana, que propició que los vuelos comerciales volvieran, la compañía española vio una buena oportunidad para hacer negocios en la isla y prestarle a la estatal empresa de aviación sus aparatos Bombardier.

Carlos Bertomeu, quien dirige Air Nostrum, se había reunido en el pasado con funcionarios cubanos como Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y quien tuvo la idea de prestar aviones de Air Nostrum para cubrir los vuelos hacia Estados Unidos.

Y aunque la acción fue recibido positivamente en La Habana, siete meses después de la reunión aún no se ha ejecutado ningún plan, y según revela la parte española, se debe a temores sobre lo que pueda hacer Trump con la política sobre Cuba.