Uno de los dos adolescentes involucrados en el asesinato del cubano Omar Álvarez el pasado 27 de mayo, ha sido acusado de un segundo asesinato de acuerdo a una investigación policial.


Jaquavius ​​Matthews, de 18 años de edad, manejaba un vehículo el día que su compañero Antione Edward Lynch, de 16 años, asaltó a mano armada al joven cubano de 26 años afuera de su casa en Opa Locka para robarle unas cadenas que resultaron ser de fantasía.

Luego del arresto de Matthews, la investigación policial reveló que el joven había estado involucrado en otro asesinato solo dos meses atrás.

Según un informe policial, Jaquavius ​​Matthews, de Opa-locka, y un supuesto cómplice, caminaban por el parque de casas móviles Honey Hill en la cuadra 4900 de la calle 199 del noroeste en la tarde del 23 de marzo cuando la víctima, Shelsy Medina, de 27 años, llevó su camioneta pickup Nissan Frontier 2019 a un lugar de estacionamiento cerca de la casa móvil donde residía.

La policía de Miami-Dade dijo que Matthews y su cómplice pasaron por delante de la víctima varias veces antes de darse la vuelta y caminar hacia ella, compartió Local 10 News.


Segundos más tarde, el video de vigilancia los muestra huyendo del lugar donde Medina había estacionado su camioneta, dijeron las autoridades.

Los oficiales que respondieron encontraron a Medina muerta en la escena con una herida de bala en el lado izquierdo de su cabeza.

Los detectives determinaron que le habían disparado a corta distancia.

Las autoridades no han proporcionado un motivo para el tiroteo, pero dijo que Matthews confesó su participación.

Matthews se encuentra recluido sin fianza en el Centro de Detención Metrowest.