Juaquan Hall, de 16 años ha sido condenado a 50 años de cárcel luego de asesinar a Ramiro “Tony” Izquierdo, de 20 años, en agosto de 2015, cuando regresaba a Liberty City.

Hall solo tenía en aquel entonces 14 años cuando fue arrestado por asesinato en primer grado e intento de robo a mano armada. Además deberá cumplir 25 años de libertad condicional después de salir de la cárcel.

La victima cuidaba de su hermano quien padece de una enfermedad ocular hereditaria conocida como “retinoblastoma bilateral”.

La noche del asesinato, los hermanos había ido a una tienda por cosas de higiene pero fueron asaltados por dos ladrones en la calle del 2100 Northwest 57th Street. Disparándole a Ramiro al no cumplir lo que pedían.


Hall le contó varias historias a la policía sobre dónde estaba el día del tiroteo, al ser identificado por un testigo que aseguro su presencia en la escena. Encontrando su chaqueta como evidencia cerca del lugar.

Bajo la ley de la Florida, Hall, que era menor de edad en el momento del asesinato, es elegible para ser liberado después de 25 años tras las rejas. Esa decisión será tomada por un juez.