Estados Unidos y el MININT Cuba

La administración Trump sancionó al ministro del Interior de Cuba y a la agencia que supervisa la agencia de seguridad estatal de la isla el viernes en un último impulso para castigar al gobierno de la isla antes de dejar el cargo.


El Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó al general de brigada Lázaro Alberto Álvarez Casas de “graves abusos contra los derechos humanos” al realizar la designación.

También está sancionado el Ministerio del Interior, que supervisa el sistema penitenciario, la policía y el aparato de seguridad del Estado.

«El régimen cubano tiene una larga historia de abuso de los derechos humanos», dijo el secretario Steven Mnuchin. «Estados Unidos continuará utilizando todas las herramientas a su disposición para abordar los terribles derechos humanos en Cuba y en otras partes del mundo».

«Unidades especializadas de la rama de seguridad del estado del MININT son responsables de monitorear la actividad política y la policía de Cuba apoya a estas unidades de seguridad arrestando a personas de interés para el MININT. En septiembre de 2019, el disidente cubano José Daniel Ferrer fue detenido en una prisión controlada por el MININT en Cuba, donde denunció haber sido golpeado, abusado y mantenido en aislamiento. Ferrer no recibió atención médica mientras estaba en prisión y no se le permitió leer ni escribir.» dijo un comunicado del Departamento de Estado.


«Estados Unidos apoya las justas aspiraciones del pueblo cubano de democracia, prosperidad y respeto por sus derechos humanos, y estamos implementando esta designación en apoyo de esas aspiraciones. La represión de las libertades fundamentales por parte del régimen de Castro requiere la condena y la acción de todos los países que respeten la dignidad humana. Hacemos un llamado a otros gobiernos y organizaciones internacionales para exigir responsabilidades al gobierno cubano por violar y abusar de los derechos del pueblo cubano.» continuó el comunicado.

Las nuevas sanciones se suman a la inclusión de Cuba como país patrocinador del terrorismo y la designación de gobierno extranjero adversario de Estados Unidos.