La administración que dirige el presidente Donald Trump hará una excepción de la orden emitida el pasado viernes y permitirá la entrada de 872 refugiados esta semana según confirmo Kevin K. McAleenan, director interino del Agencia de Aduanas y Control Fronterizo.

En declaraciones a la prensa, McAleenan explicó que se trata de personas cuyo refugio ya habìa sido aprobado y estaban listas para viajar. «Detenerlos causaría dificultades excesivas», afirmó.

La orden de Trump que ponía un veto a la entrada de refugiados por 120 días creo un caos en varios aeropuertos donde llegaban personas con sus permisos aprobados y fueron detenidos en los puertos de entrada.


El nuevo secretario de Seguridad Nacional insistió en que la orden ejecutiva firmada el viernes por el presidente Donald Trump, que ha generado numerosas protestas dentro y fuera del país, busca proteger «las vidas de los estadounidenses».