Donald Trump y remesas a Cuba

En el discurso en Miami, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la administración Trump, lanzó palabras duras contra el régimen cubano.


Revirtiendo muchas de las políticas de la presidencia de Obama, Bolton confirmó, entre otros cambios, que se imponen nuevos límites a las remesas familiares.

El nuevo límite quedó establecido a $1000 por persona por trimestre; lo cual supone un límite de $333 al mes, y $4000 en un año.

«Bajo las fallidas políticas de la última administración, tales límites se levantaron completamente bajo el supuesto de que las entradas de capital beneficiarían al pueblo cubano. Sabemos que las familias en Estados Unidos quieren ayudar a sus seres queridos en Cuba y queremos que los cubanos obtengan el apoyo que necesitan», dijo Bolton.

Tambien confirmó la restriccion de los viajes que no sean de carácter familiar, dejando fuera viajes de placer o turismo a la isla.


Además se añadieron 5 compañías más al listado de empresas vinculadas con las fuerzas militares cubanas, especificando entre ellas Aerogaviota.

El Departamento del Tesoro también suspenderá la autorización emitida por Obama para que compañías y bancos cubanos realizarán transacciones en terceros países que indirectamente se llevaban a cabo a través del sistema bancario estadounidense.

Bolton señaló penalizaciones bancarias y con referencia al título III de la Ley Helms-Burton dijo que Estados Unidos negará y revocará las visas de cualquier persona que se considere que utiliza bienes confiscados y a sus familiares.

De acuerdo al Washington Post alrededor de 6,000 demandas legales, tanto de estadounidenses nativos como de cubanoamericanos naturalizados, ya han sido certificados como válidos por el gobierno de los Estados Unidos y pueden proceder a un litigio. Los funcionarios de la administración estimaron que las reclamaciones eventualmente podrían sumar decenas de miles de millones de dólares.

Bolton dijo en el hotel Biltmore de Coral Gables que las medidas «son solo el comienzo» y que Estados Unidos seguirá apoyando a los pueblos de Cuba, Venezuela y Nicaragua mientras defiendan la libertad.