Donald Trump y Raúl Castro

La Administración Trump a través del Secretario de Comercio de Estados Unidos calificó a Cuba como adversario limitando su acceso a tecnología y comercio.


La Orden Ejecutiva (EO) 13873, busca restringir y asegurar la Cadena de Suministro de Servicios y Tecnología de Información y Comunicaciones (ICTS)”, en los ámbitos de la seguridad nacional, la seguridad económica y la salud pública.

La calificación viene días después de que Cuba fuera incluida en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Cuba acompaña en la declaración de adversario a China, Rusia, Irán, Corea del Norte y Venezuela.

La nueva orden entrará en vigor en 60 días después de su publicación el pasado 14 de enero.