Administración Trump busca colectar biométricos

La administración Trump está considerando expandir drásticamente la recopilación de información biométrica del gobierno de inmigrantes que buscan la ciudadanía estadounidense, confirmó el martes el Departamento de Seguridad Nacional.


La propuesta permitiría al gobierno exigir más datos personales, de más personas, con más frecuencia como parte del proceso de solicitud de inmigración.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. actualmente exigen datos biométricos o mediciones biológicas de cualquier persona mayor de 14 años que solicite ciertos beneficios de inmigración. Esa información se limita a huellas dactilares, fotografías y firmas, pero se ampliaría según el cambio de política propuesto para incluir ADN, escáneres oculares, huellas de voz y fotografías para el reconocimiento facial.

De acuerdo con un borrador de política obtenido por BuzzFeed News, el gobierno podría solicitar datos biométricos a inmigrantes con tarjetas verdes o permisos de trabajo en cualquier momento hasta que se conviertan en ciudadanos estadounidenses, lo que equivale a una investigación continua.

BuzzFeed también informó que la política modificaría aún más los procedimientos existentes para que cualquier persona que haya recibido un beneficio de inmigración, incluidos sus patrocinadores ciudadanos estadounidenses, deba proporcionar datos biométricos a menos que USCIS le indique lo contrario. También eliminaría el límite de edad para la recopilación de dichos datos, lo que exigiría que incluso los menores cumplieran.


El DHS emitió un comunicado el martes confirmando la «publicación inminente de un Aviso de propuesta de reglamentación».

El departamento dijo que el cambio propuesto mejoraría su proceso de selección e investigación de antecedentes, así como también reduciría su dependencia de documentos en papel para probar «la identidad y las relaciones familiares».

Las tecnologías de reconocimiento facial, de iris y de voz, explicó el DHS, son formas rápidas de verificar la identidad de una persona sin utilizar el contacto físico.

La política propuesta también autorizaría la recolección de ADN para verificar ciertas relaciones familiares. El departamento dijo que confirmar la relación genética entre adultos y menores bajo la custodia del DHS es de interés para proteger el bienestar de los niños.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles condenó el borrador del reglamento en un comunicado emitido el martes, en el que dijo que la administración Trump está «una vez más, tratando de cambiar radicalmente el sistema de inmigración de Estados Unidos» al recopilar información personal sin precedentes y potencialmente almacenarla incluso después de que los inmigrantes se conviertan en ciudadanos.