Daniel Llorente, el cubano que desafió al gobierno durante la marcha del primero de mayo y que fue golpeado por las autoridades ante las cámaras de la prensa internacional será acusado de desorden público y resistencia a las autoridades.

“Apoyo a mi papá. Su aspiración más grande es que haya un cambio de sistema. Él siempre me dice que quiere vivir en Cuba, pero en una Cuba libre, con oportunidades para todos”, dijo Eliezer Llorente, hijo del opositor, en entrevista con el diario 14yMedio.

Su hijo logro reunirse hoy por 10 minutos en la cárcel de 100 y Aldabó donde está detenida “Solo pude hablar unos 10 minutos con mi padre”, contó Eliezer. Según la policía, está detenido por «desorden público y resistencia» y no lo van a liberar hasta que se celebre el juicio, dijo.

“Es verdad que estuvo preso, pero fue por un delito que no cometió. Todo lo que dijeron en el periódico son puras mentiras” dijeron personas que lo conocen a una nota publicada por Granma para desacreditarlo.


Las imágenes de como golpeaban a Daniel Llorente le dieron la vuelta al mundo.