Jason Banegas, de 18 años y con un largo historial delictivo, fue presentado en corte acusado de balear mortalmente a un policía de origen cubano en el Sur de la Florida.


Banegas dijo a los investigadores que sacó el arma en un intento de suicidarse durante una pelea con la policía y fue entonces cuando le disparó al oficial Yandy Chirino de 28 años en la cara.

“Dijo que el oficial le estaba faltando el respeto y entró en pánico porque llevaba un arma de fuego oculta y no quería volver a la cárcel, ya que acababa de ser liberado hace 30 días”, dice la declaración jurada.

Banegas fue retenido sin derecho a fianza el martes por la mañana. Banegas compareció en el tribunal de fianzas de Broward después de ser ingresado en la cárcel del condado el lunes por la noche.

El juez dijo que Banegas estaba en libertad condicional juvenil debido a arrestos anteriores y encontró una causa probable para un cargo de asesinato por delito grave.