Operativo policial/Imagen de archivo

Acusado de actividad económica ilícita un agricultor residente en el municipio Los Palacios de Pinar del Río, que ahora se encuentra en prisión provisional, tras utilizar los tomates de su propia cosecha para producir y vender puré de tomate, recoge Diario de Cuba.


Según la prensa estatal, las autoridades decomisaron al campesino «diferentes bienes, entre ellos la cantidad de 1.250 sacos que contenían 62.850 botellas de puré de fabricación artesanal, actividad para la cual no poseía autorización legal».

El acusado habría incumplido con la entrega de 20 toneladas de tomates a la industria de Pinar del Río en la pasada campaña de frío, siendo usufructuario de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CSS) Manuel Ascunce, ubicada en la localidad de Paso Quemado.

El agricultor entregó solo 27 quintales a la industria, lo que equivale a una tonelada, ya que el resto de la cosecha estaba afectada, precisó Carlos González Ocasio, delegado de Agricultura del municipio.

González Ocasio acusó al campesino de «apropiarse» del resto de su cosecha «para elaboraciones personales», dado que «el tomate afectado, que no estaba listo para la industria, pudo haberse destinado a los mercados agropecuarios para el autoabastecimiento territorial».


La policía también confiscó productos de aseo, 16 sacos de soya, nueve de salvado de trigo, 75 litros de aceite, 780 litros de petróleo y 18 litros de grasa, todos estos productos fueron hallado durante el registro domiciliario.

De acuerdo a la televisión estatal, el campesino vendió ilegalmente 2.500 botellas de puré de tomate.