La talentosa y popular actriz cubana, radicada en Miami, Beatriz Valdés, celebró el jueves 12 de mayo sus 59 años de edad.


 En sus redes sociales dedico bellos mensajes de agradecimientos a todos los que de una forma u otra han formado parte de sus casi 60 décadas y que le han dedicado mensajes de cariño en ese día especial de su vida:

“Quiero agradecer la cascada de mensajes de cariño que he recibido hoy de tantos afectos, conocidos y no, que se han manifestado desde tantas partes del mundo. Celebro la vida agradecida por tantas bendiciones que me sorprenden cada día, incluyendo las dificultades y piedras en el camino”

Sin dejar de tener palabras de agradecimiento a sus amigos, que según dice “me acompañan en la risa y el llanto o al revés, porque si me ven llorar, yo me veo en sus ojos, hago una pausa, me soplo los mocos, nos volvemos a mirar y nos ahogamos de la risa por tanta suerte de ridículo”.

A sus familias les dijo:

“Agradezco a mi familia que me sostiene en cada paso, en cada indefensión y en cada muestra de apoyo repleto de certezas. Agradezco a mi oficio que me sigue cautivando. Agradezco a mis niños #miaymatias que me despiertan esas mañanas en las que Estrellita compite con ellos por comerme a besos y lengüetazos”


 Su cumpleaños lo quiso celebrar en México, al que también quiso reconocer en su celebración:

 “Este país enorme que me ha servido de salto cuántico y prometedor de tantas maravillas por venir y si tienen dudas, pregúntenle a @elbaescobar, que se encarga de apuntalarme desde cualquier confín por el que se aleja para regresar a mí en el empeño eterno de señalarme el camino de luz”

Concluye la querida actriz quien protagonizó “La Bella del Alhambra”, que con tanto cariño es recordada en esa película en la pantalla grande en Cuba:

“Ya se me olvidó que acabo de cumplir 59 años. Lo sé porque me asomo al espejo y agradezco esta juventud eterna, esta fuerza interior que me sostiene, esta imagen limpia y serena que me devuelve el espejo y esta certeza de que la vida es mucho más que levantarme para seguir cayendo. La buena noticia es que, desde el suelo, levanto la mirada y los encuentro a ustedes, que me ayudan a levantarme”