Activistas de la frontera sur mexicana pidieron al Instituto Nacional de Migración (INM) frenar las deportaciones de cubanos que aún permanecen en Tapachula, realizando el trámite de salvoconducto para llegar a Estados Unidos antes de la toma de posesión de Donald Trump, informó Diario de Cuba.

El director del Centro de Dignificación Humana, Luis García Villagrán, manifestó que con la revocación de la política «pies secos/ pies mojados», en Estados Unidos se prevé un aumento en la deportación de emigrantes de la Isla, principalmente a quienes las autoridades migratorias nieguen el salvoconducto, precisó la edición digital de Diario de Querétaro.

García señaló que han llevado la preocupación a las autoridades en Chiapas, pues actualmente en la Estación Migratoria Siglo XXI hay 178 ciudadanos cubanos retenidos en espera de ser repatriados a la Isla.

Detalló que muchos cubanos hicieron una travesía por la selva de Panamá o bien vía marítima de hasta ocho meses, durante la cual arriesgaron su vida para intentar llegar a los Estados Unidos. Ahora están a la deriva en la frontera sur porque no saben qué hacer ante la medida tomada por Obama.


«Hacemos un llamado al Gobierno de México para que instruya al comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM) y les entreguen a todos los cubanos su salvoconducto y serán ellos los que decidan si se entregan a las autoridades estadounidenses para solicitar asilo», expresó.