La abuela Robin Florand domiciliada en el área de Lakeland, enfrenta cargos de homicidio culposo con agravantes.

A través de las investigaciones se conoció que, en noviembre del 2016, Florand dejó a su nieto de cuatro meses, Anakin David James Ennis en la bañera solo, durante 10 minutos.

Según el reporte de la detención, el niño fue encontrado inconsciente y bocabajo en unos centímetros de agua, y aunque un vecino trató de reanimarlo dándole respiración artificial, cuando llegaron los rescatistas, lo trasladaron a un hospital, donde más tarde murió.

Por otra parte, los investigadores del caso, hallaron metanfetamina en el baño, así mismo, Florand dio positivo en los análisis de sangre en busca de drogas en la sangre.